A menudo cuando comento que he cambiado a una dieta vegetariana la respuesta a continuación es - "¡Uy! Pero te tienes que asegurar de comer bien balanceado para que no te falte de nada.” Peeero en realidad de esto nos tendríamos que preocupar todos ¿no crees? Omnívoros, vegetarianos y veganos. Es para todos igual de importante consumir alimentos variados y de manera equilibrada para obtener todos los nutrientes necesarios para una salud óptima.

Es posible ser saludable siendo vegano y, además, tiene muchos beneficios:

  • Un corazón sano con niveles de colesterol muy bajos, inferiores a los que comen carne.
  • Presión sanguínea más baja que los omnívoros.
  • Control de la Diabetes.
  • Prevención del Cáncer.
  • Menos probabilidades de formar cálculos renales o biliares.
  • Riesgo inferior de sufrir osteoporosis.

De todas maneras, acostumbrada a obtener casi todos los nutrientes de fuentes de origen animal, el cambio me pareció complejo. Sin embargo, cuando supe que los nutrientes no los “produce” el animal, sino que están allí por lo que come el animal, esto me hizo cambiar el chip. Justamente lo que hace la dieta vegana es ir a obtener dichos nutrientes directamente de la fuente.

La proteína, por ejemplo, está presente en el plátano, los aguacates, las espinacas, las patatas, el arroz o los cacahuetes. Lo que tuve que aprender fue que para obtener la cantidad de proteínas necesaria únicamente a través de fuentes vegetales había que saber cómo combinarlas… te cuento:

  • Hay alimentos que contienen proteínas completas (aquella que tiene todos los aminoácidos esenciales) como por ejemplo la soja y sus derivados, los garbanzos, los pistachos, la quinoa, las semillas de cáñamo, algunos tipos de alubias y también las espinacas.
  • Existen otros alimentos que contienen un alto porcentaje de proteínas incompletas pero que combinados con cereales y féculas, completan su proteína. Con que los combines a lo largo del día ya equivale al consumo de proteína de origen animal. Es decir, es tan efectivo comer lentejas con arroz, como comer arroz y cenar lentejas.
  • Y de cantidad, se recomienda aproximadamente 1g de proteína diaria por kg de peso. Es muy factible que si consumimos productos de origen animal, consumamos más proteínas de lo saludable.

En cuanto al calcio, éste lo encontramos en higos secos, semillas de sésamo o espinacas. El hierro, en pan integral y brócoli. El omega 3, en semillas como el lino, chía y calabaza, en nueces y en almendras.

Ante la duda, sugiero que la mitad de tu plato sea de verduras y frutas, un cuarto de él de proteínas vegetales y el otro cuarto, de cereales. De ésta manera creas un plato nutricionalmente completo. Pero no te olvides de las grasas, que son muy necesarias. El aguacate, por ejemplo, es de lo mejor que encontramos en la verdulería. La pirámide nutricional se ha convertido en plato en Canadá y en éste artículo lo explican muy bien.

Comer vegetales, legumbres y frutas a diario tiene un impacto muy positivo en nuestra salud pero si, además, dejamos de lado la carne y los lácteos, los beneficios son aún mayores.

… y si a esto le sumamos que hay recetas veganas super deliciosas y fáciles de preparar, no perdemos nada como probar, ¿verdad?.

 -

¿Hace cuánto tiempo sabes que lo que comes tiene un impacto directo en el Medio Ambiente? ¿3 meses? ¿6 meses? ... puede que más que un año. Cambiar hábitos no siempre es fácil. Yo tardé más de un año en dejar de consumir carne... ¡No sabía qué cocinar!

Descárgate una planificación plant-based con una técnica para cocinar más rápido y recibe una receta gratuita cada domingo con la suscripción.

Si vives en Barcelona pídete un kit y comienza la transición a una alimentación vegana con 3 recetas para 2 personas.

Be part of the solution.